viaje

Las impresiones maravillosas del itinerario en el Ferrocarril Transiberiano

Comunica una propensión por los viajes en tren y la sucesiva pregunta será casi invariablemente: “¿Has hecho el Transiberiano?” Es el itinerario que casi todo el mundo quiere probar, quizás porque frecuentemente se piensa que es lo mejor que es possible hacer en un unico tren.

viaje
Autor: Lukas Plewnia
Źródło: http://www.flickr.com
Como introducción a la infinidad del país más grande del mundo y sus paisajes, la experiencia transiberiana no tiene oponente.
Para disfrutar de las horas más largas de luz solar y la oportunidad de buen tiempo, lo deseable es partir entre mayo y septiembre, aunque es más económico durante el invierno. El trayecto puede partir en secciones con reservas en hoteles, la viabilidad preferida de numerosos que van en la ruta Vladivostok, con Irkutsk como una sola pausa (para recorrer los santuarios y museos de la ciudad, vías de chozas de troncos y el barco de vapor conservado de fabricación inglesa Angara) y Kazan y Ekaterimburgo si el tiempo lo posibilita. La opción lujosa es la conveniencia mimada en el genero de tren-hotel, que opera una amplia pluralidad de rutas anualmente.
El fundamental atractivo del viaje es, seguramente, el paisaje ruso: los vastos panoramas y la impresión de infinidad capturados tan vívidamente por artistas como Isaac Levitan e Ivan Shishkin. La taiga es fascinante.

Apreciar el paisaje del alerce, el abeto plateado, el pino y el abedul origina el genero de ensoñación que es uno de los deleites del viaje en tren, una corriente aleatoria de pensamientos e imágenes que se resbala como el bosque. Los pueblos que podrían haber llegado de una pintura de Levitan o Shishkin rompen el hechizo y hacen que uno se pregunte cómo puede ser la vida en esas remotos sitios.